Blog Oír Mejor

Alimentos para una Audición Sana

Published03-07-2019
Last updated10-07-2019

Los alimentos que comes afectan tu salud. En cuanto a tu audición, ciertas propiedades nutricionales tienen un efecto positivo en ella y pueden ayudar a prevenir la pérdida de audición. Aquí están los minerales, vitaminas y aceites que podrías agregar a tu dieta para fortalecer tu audición ¡Y las mejores fuentes de alimentos para obtenerlos!

Potasio

El líquido en tu oído interno es responsable de activar las células ciliadas del oído interno que envían impulsos al cerebro sobre lo que estas escuchando, para reconocer los sonidos.

El potasio es un mineral que es clave para regular la cantidad de líquido en los tejidos del cuerpo y la sangre, y debido a que hay líquido en el oído interno, el potasio es importante para tu audición.

Dado que la cantidad de potasio en nuestros cuerpos tiende a disminuir de forma natural a medida que envejecemos, es una buena idea servir a los oídos algunos alimentos ricos en potasio para respaldar la audición.

Recomendamos naranjas, papas, camotes, palta, manzanas, espinacas, melones, habas y tomates, para comenzar. Ñami!

Haga clic aquí y obtenga inspiración para una comida perfecta con potasio.

Ácido Fólico

El cuerpo necesita ácido fólico para crear nuevas células. También contribuye a la buena circulación, lo cual es importante para las células ciliadas en el oído interno (las que mencionamos anteriormente). Así es como el ácido fólico puede nutrir las funciones de su oído interno.

Las investigaciones sugieren que el ácido fólico también puede ayudar a combatir los radicales libres. También son buenas noticias para tu audición, ya que los radicales libres podrían reducir el flujo de sangre al oído interno y dañar las células sensoriales, que son cruciales para una buena audición.

Obtén el ácido fólico en espárragos, brócoli, espinacas, legumbres y frutas cítricas, por ejemplo.

¿Necesitas ayuda para crear un plato lleno de ácido fólico? Consíguelo aquí

Magnesio

El magnesio puede proteger tu audición de la pérdida de audición relacionada con el ruido.

La investigación realizada por el Instituto de Investigación de la Audición Kresge de la Universidad de Michigan sugiere que dado que el magnesio puede combatir los radicales libres producidos por ruidos fuertes, contribuye a proteger las células ciliadas del oído interno y, por lo tanto, la audición.

Por otro lado, los niveles bajos de magnesio en el cuerpo podría contraer los vasos sanguíneos del oído interno.

Así que la próxima vez que estés en el súper, compra plátanos, alcachofas, tomates, nueces, palta y ¡chocolate negro!

¿Estás buscando una receta rica en magnesio (y no solo chocolate)? 

Omega 3

Omega-3 es una piedra angular importante para todo el sistema. Es antiinflamatorio y antienvejecimiento, y ayuda a que el cerebro funcione y, como resultado, también puede prevenir la pérdida de audición.

De hecho, un estudio ha encontrado que puede reducir el riesgo de pérdida de audición relacionada con la edad en un 40%.

No hay tiempo como el presente para agregar a tu dieta semillas de lino, salmón, aceite de oliva prensado en frío y sardinas.

Aquí hay una rápida y deliciosa receta con Omega-3.

Vitamina D

Probablemente has escuchado que el calcio es importante para tus huesos. ¿Sabías que también lo es la vitamina D?

En el oído medio hay tres huesos diminutos que son cruciales para su audición. Y sin la vitamina D, estos huesos podrían debilitarse y eso podría afectar tu audición.

La vitamina D se metaboliza principalmente cuando la luz del sol toca la piel, pero a menudo no obtenemos suficiente luz solar.

Complementa tu baño de sol con pescado como el salmón, el atún enlatado, las sardinas o el aceite de hígado de bacalao para obtener más vitamina D.

¡Entra aquí para conocer recetas auditivas saludables!